Los hosteleros de Burgos animan a sus colegas de León a aprovechar la posible Capitalidad Gastronómica como revulsivo para mejorar la situación del sector más allá de 2018, según informa la Cadena SER. La ciudad castellana fue la Capital Gastronómica de 2013, siendo la segunda en ostentar este título tras Logroño.

El presidente de la Asociación de Hostelería de Burgos avisa, eso sí, de que el impacto de la capitalidad en la ciudad depende de la gestión que se haga del proyecto. En su caso, lamenta, el Ayuntamiento se centró en promocionar los eventos entre la población local en vez de buscar una mayor difusión fuera de la provincia. Eso provocó que la capitalidad apenas consiguiese atraer nuevos visitantes a la ciudad. Luis Mata espera que León tome nota y no repita el mismo error.

Donde sí tuvo un importante reflejo la capitalidad fue en la actividad y la vida social de la ciudad. Durante todo el año se sucedieron un sinfín de concursos, degustaciones o eventos gastronómicos. Además también sirvió para popularizar y dar a conocer la actividad de muchos restaurantes con menús especiales y precios económicos

Share This